Etiquetas

domingo, 14 de junio de 2015

…y un día decidí apoyar a La Vinotinto

Desde hace algunos días comenzó la fiebre de la Copa América Chile 2015, pero para la mayoría de los venezolanos hoy fue que inició la fiesta, y siempre que juega nuestra selección están los comentarios de coterráneos esperanzados en el triunfo pero también aquellos que siguen sin creer en la oncena, quienes los consideran un mal equipo, debo confesar que son como lo era yo antes.



Así es, hace unos años atrás algunos de mis amigos más cercanos recordarán lo “antivinotinto” que era, esto luego de tantas decepciones que me llevé con el equipo al verlos caer derrotados, pero podría decir que desde la pasada Copa América hasta acá, leí y comprendí un pensamiento muy importante y es que definitivamente todos debemos entender que celebrar triunfos de equipos ajenos no nos llevan a nada; las copas de Brasil son de ese país, no se preocupan por compartirlas con nadie más ni reparten pedacitos por el mundo, igual con Argentina, Alemania, Francia, Portugal…necesitamos creer y apostar por lo nuestro, para que sea en nuestra historia en la que se refleje el logro de una selección, solo en ese momento que obtengamos un campeonato podremos decir que es nuestro, está bien el favoritismo, que nos parezcan buenos otros equipos, eso no lo veo mal, lo triste es no confiar en nuestros jugadores, esos que son tan venezolanos como tú y como yo.

Además creo es notorio, en un país tan convulsionado y lleno de rabias y rencores, los más de 90 minutos que nos regala la selección Vinotinto son únicos: abrazos, besos, esperanzas, el olvidar por ese tiempo cualquier cantidad de problemas y volver a juntarnos como venezolanos es otro logro, que quizás en estos momentos, hasta valga más que cualquier trofeo, por eso quiero dirigirme específicamente a esos paisanos que ahora son como lo era yo y decirles: HEY, BRASIL NO CELEBRARÁ NI SE ALEGRARÁ POR TI ASÍ COMO TÚ TE ALEGRAS Y CELEBRAS POR ELLOS; si La Vinotinto pierde, perderemos LOS VENEZOLANOS no solamente quienes están jugando en Chile, además tuvimos una histórica participación en la Copa América pasada y un arranque único en esta que comienza, así que ¿por qué no le apuestas tú también a nuestra selección? y sobre todo que aprendamos que no todo se resume en ganar, las derrotas también sirven para acumular experiencia y el día de mañana ser aún mejores.

Pase lo que pase, nos eliminen mañana o seamos campeones he decidido, desde hace algunos años ya, creer y apoyar mi selección, porque me di cuenta que es la única que me hace celebrar, sentirme orgulloso o sollozar de corazón, ojalá que tú también. 

La Vinotinto ¡Que viva!

No hay comentarios:

Publicar un comentario