Etiquetas

domingo, 7 de julio de 2013

Los Milagros Que Harán Santo A Juan Pablo II

Este año, el recordado Papa Juan Pablo II, Karol Wojtyla, será santo, pues ya diversos teólogos del vaticano reconocieron su segundo milagro y el Papa Francisco aprobó el decreto formal, pero ¿conoce usted los pasos que lleva a ser santo a una persona? Y ¿sabe cuales fueron los milagros que harán santo al papa Juan Pablo II? Si quizás su respuesta es “no”, a alguna de las interrogantes, le invito a leer esta publicación que de seguro aclarará sus dudas.

Solo son 4 los pasos que se deben cumplir para que una persona sea santa, pero estos son  4 pasos complejos y de amplios estudios:
El primero de ellos: “Siervo de Dios”: En esta parte se investiga entre las personas que conocieron a la persona para indagar si en realidad su conducta fue ejemplar y honesta, si se logra esta comprobación la iglesia lo declara “Siervo de Dios”

El segundo paso es: “venerable”: Este es aprobado, por medio de un proceso llamado “positio”, por la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano, basado en los testimonios que lo convierten en “Siervo de Dios” y si por estas detalladas averiguaciones se llega a la conclusión de que sus virtudes, fueron heroicas, el Santo Padre lo declara “Venerable”

El tercer paso: “Beato”: A partir de aquí es cuando el proceso se torna más delicado y lleno de estudios, pues para que pueda convertirse en “Beato” es necesario que ocurra un milagro debido a su intercesión. Dicho milagro debe ser probado a través de una instrucción canónica especial, que incluye el parecer de un comité de médicos y de teólogos.

Y finalmente el cuarto paso: “Santo”: Para este paso tan importante, es necesario que la persona haya realizado un milagro luego que haya sido declarado “Beato”, este milagro cuenta con el parecer de un comité de médicos y teólogos igual que el paso anterior.
Pocos han sido declarados santos seis años después de su muerte, o a los 15 ó 20 años. Para la inmensa mayoría, los trámites para su beatificación y canonización duran 30, 40, 50 y hasta cien años o más.

Y muchos que desde  la etapa final de la vida de Juan Pablo II le consideraban ya un hombre santo, hoy celebran y confirman que no estaban equivocados, la intercesión de Karol Wojtyla ha pasado por los 4 pasos que se amerita para una canonización.

Su primer milagro comprobado, por el cual fue declarado “Beato”: fue el ocurrido con la monja francesa Marie Simon-Pierre de 49 años de edad. La hermana  se curó de un día para otro del mal de Parkinson que le aquejaba.
 La enfermedad le impedía realizar actividades motrices como caminar, conducir o escribir. El fallecido Papa, en su etapa final, también fue aquejado por el mismo trastorno neurodegenerativo. Los síntomas de la mujer se deterioraron y en junio 2005 quiso retirarse de sus tareas. Sin embargo, su superiora le pidió que continuara y escribiera en un papel “Juan Pablo II”. Una mañana la monja se levantó “completamente transformada” y “curada”.

Y  finalmente, el segundo milagro, luego de declarado Beato y por el cual se proclamará Santo a Juan Pablo II: ocurrió en mayo 2011 en Costa Rica, cuando Floribeth Mora ingresó a un hospital por un aneurisma cerebral grave. De acuerdo a su relato, la mujer pidió a Juan Pablo II le ayudara a sanarse justo en la fecha cuando el fallecido Papa era beatificado.
Luego de unos días de internación, los médicos informaron que el coágulo en el cerebro se había disuelto sin necesidad de tratamiento. Agregaron que no se encontró explicación científica para la mejoría repentina
Se trató de un regalo de Dios concedido por la intervención de Juan Pablo II, consideró la mujer costarricense, quien junto a su familia oró constantemente durante su hospitalización. La historia llegó a Roma y se ordenó un proceso de convalidación.

Para muchos (o para todos), no queda duda de la Santidad de Karol Wojtyla, su legado en esta tierra como Sumo Pontífice habla por si solo, aunado a los milagros ya comprobados, aunque aún no se tiene fecha programada para esta ceremonia, se sabe que junto a Juan Pabllo II será también canonizado Juan XXIII, quien convocó al histórico Concilio Vaticano II en 1959 pero no lo concluyó por haber fallecido en ese periodo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario