Etiquetas

lunes, 29 de octubre de 2012

Entre Las Páginas de "Ética Para Amador"


Cuando llegó a mí la información de que debía leer por “obligación” universitaria el libro “Ética para Amador” de inmediato empecé a fantasear sobre los posibles temas que se podrían conseguir en las páginas de este libro, sin embargo y tras tomarlo para iniciar su lectura, misma que tuve que realizar en un lapso de 3 días antes de redactar esto que hoy escribo, me doy cuenta, y esto aclarado por su mismo autor, que no se trata como pensaba de un libro filosófico o que me daría alguna información catedrática, sin embargo debo decir que “Ética para Amador”, escrito por Fernando Savater es un libro que de alguna manera logró atraparme desde el principio de sus páginas, quizás porque pertenezco a ese grupo de personas que les llama la atención este tipo de compendios que muchos catalogan de “autoayuda”, aunque no sé si ese término sea el mejor para esta obra, vamos a lo que nos corresponde, resumir en breve palabras y permitiéndome citar las frases que mejor me agradaron, las 189 páginas que tiene esta creación de Savater.

“Ética Para Amador” es un libro que desde el principio se perfila como una obra escrita del autor a su hijo Amador por eso de que tiene “muchas cosas que contarle”, como suele suceder con todos los padres y sus hijos, quizás muchos quisieran dejarnos un libro con sus experiencias, consejos y anécdotas y creo que nada mal nos caería. Temas como la libertad de hacer lo que mejor queramos pero de manera “buena”, la responsabilidad y el esfuerzo en lograr lo que queremos son íconos de este libro, desde su título nos aclara que “la ética es el arte de elegir lo que más nos conviene y vivir lo mejor posible”, también en sus páginas iniciales nos encontramos con la primera verdad “como nadie es capaz de saberlo todo, no hay más remedio que elegir y aceptar con humildad lo mucho que ignoramos”, sin embargo la vida en sana libertad es un tema con el que nos toparemos en varias páginas, esa posibilidad que a veces nos cuartamos de poder realizar lo que nos haga sentir bien consigo mismos sin importar que opinen los demás, pero ese “hacer lo que nos dé la gana” es en medida positiva, sabiendo hacerlo y sin perjudicar a alguien más, pues como el mismo autor afirma “se puede vivir de muchos modos pero hay modos que no dejan vivir”, ya que muchas veces vamos por la vida escogiendo y adoptando actitudes que quizás no son las más correctas para nuestro propio bienestar, “a veces los hombres queremos cosas contradictorias que entran en conflicto unas con otras”, el pensar cuáles son esas cosas que “chocan” en nuestras vidas y no nos dejan alcanzar esa libertad es un punto que se debe tomar bastante en cuenta.

“Ética para Amador” nos insiste en uno de sus capítulos en “Darse la buena vida” y un “haz lo que quieras” que a cualquier persona le puede sonar un término estrepitoso, pero no es más que la recomendación de “no le preguntes a nadie qué es lo que debes hacer con tu vida: pregúntatelo a ti mismo”, y es que tantas veces vamos por la vida dependiendo de nuestro entorno y en muchas oportunidades limitándonos a hacer tantas cosas por el simple hecho de querer conseguir opiniones de las demás personas, que a fin de cuentas no tienen “ni arte ni parte” en lo que a tu bienestar se refiere, a estas alturas nos conseguimos con ejemplos como el de la biblia en el caso de Esaú quién tenía el titulo de primogénito (que para esa época suponía heredar y tener privilegios únicos), y este renunció a sus derechos al llegar cansado y con hambre a casa de Jacob su hermano quién le ofreció lentejas para calmar su hambre a cambio de sus beneficios como primogénito y este pensando que ahora tenía hambre y mañana podría morir y no disfrutar de estos beneficios aceptó para luego de haber saciado su apetito sentir arrepentimiento por lo que había hecho, es allí donde viene la interrogante “¿eran esas lentejas lo que Esaú quería de veras o simplemente lo que le apetecía en aquel momento?” y de inmediato una gran reflexión para nosotros, un “haz lo que quieras” es saber distinguir entre lo que queremos y lo que nos apetece, pues puede que lo que nos apetece muchas veces no sea lo que mejor debemos satisfacer, en el caso de Kane, un hombre que tuvo todo e hizo lo que quiso pero eso no implicó que viviera feliz, murió mal sin cariño verdadero y añorando un viejo regalo de la infancia, porque tener dinero y riquezas no compra amistad y cariño verdadero que al final es más valioso que todo esto.
Nosotros (según el libro y considero con mucha razón) no somos más que la copia del comportamiento de otros seres humanos, “si no fuésemos tan copiones constantemente cada hombre debería empezarlo todo desde cero”, sin embargo eso no debe implicar que debamos copiarnos para mal. Muchas cosas quedan por plantear y analizar de este libro pero ya son pocas las páginas que se me permiten escribir por ello a manera de síntesis tomemos algunos pensamientos de los últimos capítulos del libro que nos habla de política y  un tema cuestionado como lo es “el placer”, y es que “lo que hace disfrutar a 2 y no daña a ninguno no hay nada de malo, el que de veras está malo es quien cree que hay algo de malo en disfrutar” aunque “uno no se siente nunca tan contento y de acuerdo con la vida como cuando goza, pero si se olvida de todo lo demás puede no durar mucho vivo”, en fin, cuando Savater nos habla del placer no pretende ponerle tabús al tema, ya bastante hay en la sociedad en relación a esto, pero cuando hablamos de placer no solo es sexo sino placer por hacer lo que mejor nos guste, este libro nos invita a disfrutar los placeres de la vida pero sin olvidar que hay vida, es la mejor manera de hacerlo y no hay nada de malo en ello.

En las últimas páginas de “Ética para Amador” ya nos podemos conseguir con sabios consejos como que “la vida vale la pena, ya que hasta las penas de la vida valen la pena”, sufrir, pasar por malos ratos es parte de este libreto y de ese crecimiento que como humanos tendremos, recuerda que “la vida no es como las medicinas, que todas vienen con su prospecto en el que se explican las contraindicaciones del producto y se detalla la dosis que debe ser consumido. Nos la dan sin receta, la vida, y sin prospecto” así que cuando cometas un error, cuando falles o cuando triunfes recuerda que todo forma parte de este ciclo que debemos disfrutar, tal como esta obra nos indica, sin temor a la muerte, sin importar lo que hay luego de la vida, lo importante es que hay en vida.

Savater nos insiste que “Ética para Amador” no es un libro para decirte que harás con tu vida, y creo firmemente que así es, “Ética para Amador” es una obra creada para hacernos pensar un poco y que tomemos con “libertad” nuestras propias consideraciones, un libro que recomiendo leer a quien no lo haya hecho, de seguro conseguirá cosas bien interesantes en él.
“Elije lo que te abre a los otros, a nuevas experiencias a diversas alegrías. Evita lo que te encierra y lo que te entierra. Por lo demás suerte” Fernando Savater

No hay comentarios:

Publicar un comentario