Etiquetas

lunes, 14 de noviembre de 2011

Una Entrevista Retrograda...






 “Lo único que María Elena no tiene de Fátima, es lo peluda”

Venezuela es el país con los más grandes talentos en cuanto a comedia se refiere, y una mujer a la cual parece le corre el talento por las venas es nuestra entrevistada del día de hoy, por su trabajo, por su afán de ser cada día mejor y por ese empeño que le pone a cada una de sus presentaciones, esta mujer hoy despierta admiración no solo en nuestro país sino también a nivel mundial, ella no es más que María Elena Heredia o como mejor hoy le conocemos “Fátima, la esposa del Portu” en el sketches del programa dominical “A que te ríes” de Venevisión.
María Elena Heredia Berti nació un 17 de agosto de 1965 en la ciudad de Caracas, pero a pesar de esto sus primeros estudios dramáticos los realizó en Londres y a su regreso a Venezuela fue la profesora Lilia Sarmiento la persona encargada de seguir puliendo ese talento. En su currículo son innumerables las veces que ha participado en obras teatrales para niños y adultos; a la vez que recibía su titulo como TSU en Empresas Turísticas era nombrada “mejor actriz de reparto” esto en 1982, fueron 16 los años que se destacó en diversas compañías y escuelas como profesora de inglés y español, además es locutora certificada por la Universidad Central de Venezuela, es por ello que su voz ha sido utilizada para muchos doblajes de películas, comiquitas e incluso documentales realizados en EEUU, desde 1985 forma parte de la familia de Venevisión donde realizó algunas novelas y es indudable su gran papel en el reconocido programa “Cheverisimo”, luego de este proyecto María Elena  sale del país pero regresa nuevamente a el canal de la colina para formar parte del elenco de “Cásate y verás” y actualmente en “A que te ríes”, teniendo como misión hacer reír a carcajadas a la familia venezolana.

Sabemos que eres locutora, TSU en empresas turísticas y que incluso fuiste mucho tiempo profesora de la cátedra de ingles pero ¿Cuándo y qué te lleva a incursionar en el mundo de la actuación?
“Tuve la suerte de ser enviada al Inglaterra a estudiar Ingles cuando apenas tenía doce años, en el colegio había varias materias electivas y yo escogí drama, también en mi colegio en Venezuela en primaria siempre participé en todo lo que eran las actividades teatrales del colegio, sin embargo esta carrera puede ser algo incierto, por ello siempre estuve consciente de que debía prepararme en otras áreas por eso me gradué como técnico superior en empresas turísticas, también trabaje muchos años como profesora de Ingles y también obtuve el titulo de locutora otorgado por la Universidad Central de Venezuela, hoy sin embargo doy gracias a Dios de poder decir que desde que tenía catorce años he podido trabajar como actriz.”

¿Pensaste algún día en lograr todo lo que has hecho?
“He trabajado incesantemente, hay quienes dicen que mi hobby es trabajar…no lo desmiento…me prepare en la escuela Nacional De Teatro, (I.F.A.D. Instituto De Formación Al Arte Dramático) hice muchísimos talleres, cursos, siempre todo lo que hacía iba enfocado a lograr desempeñarme como actriz, creo que hoy por hoy el resultado son los frutos de toda mi entrega a la carrera.”

Eres una de las voces de una serie infantil famosa a nivel mundial ¿Cómo llega esa oportunidad? Y ¿Qué representa esto para ti?
“Hubo un momento de mi vida donde quise ir a vivir al extranjero y estando en Estados Unidos me desempeñé más que todo en el área de doblajes y me llego la oportunidad de hacer trabajos interesantísimos y  uno de ellos es sin duda las voces que interpreté  para la serie “Los Padrinos Mágicos”  que goza de tanta popularidad aquí en Venezuela. Para mí sin duda es una maravillosa experiencia, una gran satisfacción y claro que me llena de orgullo haber formado parte de un proyecto reconocido internacionalmente, para eso estamos los Venezolanos, para regalar nuestro talento al mundo y que orgullo que nos lo reconozcan.”

Has participado en varias novelas pero también en programas humorísticos ¿Qué representa cada estilo para ti? Y ¿Cuál te apasiona más hacer?
“Tengo la dicha de participar en un sinfín de proyectos  que comprenden muchos géneros, novelas comedias, infantiles, doblajes, comerciales, locución, y cada uno tiene algo fascinante, sin embargo mi pasión es la comedia, y el teatro infantil y musical, creo que antes de interpretar a una madre que pierde a un hijo, prefiero ser una campesina que vende cambures o una hada madrina que baila y canta.”

¿Cuál es el personaje que crees impulsó tu carrera?
“Indiscutiblemente que en Venezuela fue la campesina Candelaria que vendía huevos  en el programa Cheverisimo junto a uno de los grandes comediantes de todos los tiempos “Honorio Torrealba” donde ambos completábamos la frase “Entre huevo y huevo…Pollito…” y mientras estuve en Estados Unidos por casi 9 años interpreté el personaje de una picara niña de mi propia creación llamada “Pilitas”, con este personaje trabajé para cadenas muy importantes como Telemundo, Home Shopping Network HSN y América TV, sin embargo observo la popularidad de Fátima la portuguesa y es indiscutible que le ha dado mucha proyección a mi carrera lo cual merece mi gratitud.”

Actualmente el papel de “Fátima” en “A que te ríes” es uno de los más jocosos y favoritos del público ¿fueron ideas tuyas las características de este personaje y tiene María Elena algo de ella?
“Los escritores nos dan el personaje y uno le imprime los detalles, la manera de comportarse, de moverse, de “actuar”, en este caso en particular por ejemplo, la palabra retrogrado estaba escrita pero fui yo quien le dio la entonación para que sonara GGGrretrogradu!!! Y en cuanto a la palabra “Ney”, por ser comedia, le otorgué a Fátima  un dialecto portugués ficticio, falso, con muchos modismos y yo quise inventar una palabra para decirle “No” al personaje de Emilio de manera despectiva y en tono altivo y fue por ello que metí el “Ney”, y la verdad estoy gratamente sorprendida de cómo la palabra ha calado entre los seguidores del programa, me da mucha gracia, me encanta…. Lo único que María Elena no tiene de Fátima, es lo peluda!!!!”

En la actualidad te destacas en Venevisión, aparte de esto ¿hay otros proyectos? ¿Qué viene o esperas en un futuro?
“Hace un par de meses participé en el video juego en Ingles ‘Gwen The Magic Nanny” donde interpreto la voz de Madame Nimbus hecho por las empresas Namco (Los creadores de Pac-Man) y la empresa “Teravisión Games” y me llena de orgullo que haya sido yo la escogida para interpretar una de las voces en Ingles. También estoy participando en un musical infantil “Los Cuentos Mágicos Del Zapatero” basado en la vida del escritor “Hans Cristian Andersen” además formo parte de un taller de teatro musical, y en cuanto al futuro, yo escribí la historia “Las Aventuras De Pilitas Y Los Planetarios Intergalácticos”, una serie infantil muy educativa y divertida que me gustaría plasmar en algún momento, también tengo una propuesta por allí de una obra teatral muy dramática y de mucha tensión que sería una muestra interesante y a nivel personal no descarto la posibilidad de trabajar en algunos proyectos en ingles,  pero por ahora, Fátima Y el programa “A que Te Ríes” ocupan toda mi atención.”

¿Qué crees te falta por hacer?
“Me falta crecer como ser humano y profesional…”

¿Una persona a la cual admires?
“Admiro a todo aquel que reconozca sus errores ¿porque? Porque es una persona confiable.”

¿Te atreverías incursionar en algo más?
“Por supuesto que si… ¿porque? Me fascina aprender…”


Una costumbre o manía de María Elena...
 “Una costumbre, soy noctambula, una manía, estoy tratando de quitármela…”

Una frase clave que envíes a todas las personas que quieran triunfar en el mundo de la actuación
“No creo en la suerte, creo en el trabajo, prepárate, y persevera”

Sin duda frases como “neii”, “gretrogrado” y miles más con las que este personaje nos hace reír cada domingo esperamos se mantengan en la televisión venezolana, María Elena Heredia indiscutiblemente tiene un talento nato con el que representa a todo el país a nivel mundial y de lo cual debemos sentirnos orgullosos.
Bernardo J. Luzardo R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario